La importancia de la resiliencia en las emprendedoras -
19940
post-template-default,single,single-post,postid-19940,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.3,vc_responsive
La importancia de la resiliencia en las emprendedoras

La importancia de la resiliencia en las emprendedoras

¡Qué difícil es emprender! Toda una aventura llena de desconocimiento, dudas, incertidumbre e impaciencia…que despierta en ti misma un mar de sensaciones y sentimientos muy dispares, con muchos obstáculos a los que hacer frente… ¿estas preparada para ello? Sobre ponerte a esas situaciones difíciles van a ser la clave de tu éxito como emprendedora. Por eso he invitado hoy a Gema Jaén de Belleza y Percaleo  a escribir en mi blog, para ayudarte a ver cómo la resiliencia hará que no ceses en los avances de tu camino como emprendedora… ¡Empieza el post!

 

RESILIENCIA EN LAS MUJERES EMPRENDEDORAS

 

Hay personas a las que realmente admiro. Son mis heroínas porque realmente no sé de dónde sacan las fuerzas…. Son una especie en peligro de extinción: las mujeres emprendedoras.

Si ya es complicado tener un trabajo por cuenta ajena, imagina por un momento el tener un negocio propio o intentar crearlo y sacarlo adelante… En los tiempos que corren es casi una “misión imposible” y un ejemplo a seguir. Cuando una mujer crea su propio negocio y le va bien, hay que seguir su ejemplo porque si ella puede lograrlo, el resto también podemos.

Pero ¿de dónde sacan la fuerza estas grandes mujeres emprendedoras? ¿ siempre están en modo positivo? ¿Cómo se organizan?

Las mujeres emprendedoras son humanas y fuertes pero también tienen momentos de debilidad y de sobrecarga y ahí entra la resiliencia: utilizar todas esas situaciones negativas, de crisis o debilidad etc, y tener la flexibilidad  de adaptarlas en esas situaciones límites. Sólo salimos fortalecidos de un momento crítico si admitimos que hay un problema, y que tenemos que arreglarlo aportando una solución. Por ello, la resiliencia es el conjunto de fuerzas o métodos (fuerzas o instrumentos internos o externos) que capacitan a las personas para sobrellevar con éxito las circunstancias difíciles que se les plantean en la vida; de manera que además de arreglar los problemas sin secuelas negativas, salen fortalecidos de esas situaciones y lo que era difícil y complicado se ha convertido en un elemento para  crecimiento personal.

 

 

¿MUJER EMPRENDEDORA O MUJER TODO-TERRENO?

 

La vida de una mujer emprendedora no es fácil. No voy a hablar de algo que no se sepa y se conozca ya. Las mujeres tenemos la fea costumbre de tener que demostrar todo el rato que somos las mejores. En ocasiones, son creencias arraigadas que hemos adoptado como un” Credo universal”.

Por otro lado, las mujeres emprendedoras tratamos de ser perfeccionistas y nos excedemos a veces en nuestras actuaciones de lo que es absolutamente necesario y cuando no llegamos a nuestros objetivos, sentimos vergüenza y culpa. ¿Podemos vivir así con esta ansiedad continua o ponemos soluciones?

Es cierto que somos fuertes, pero no tenemos que aguantar todo a toda costa, porque tenemos un límite. Deberíamos empezar a comprender que la fortaleza se obtiene demostrando la debilidad a por no poder realizar un proyecto a tener un límite. ¿Y si empezamos a valorar que ese proyecto nos supone un esfuerzo con coste excesivo laboral y personal?

En este post, quiero hablar de cómo podemos ponernos unas pautas de comportamiento que nos ayuden a salir fortalecidas o seguir siéndolo “sin morir en el intento”

La resiliencia como competencia de las personas fuertes y emprendedoras se puede trabajar y potenciar Ya hable de ello en mi blog en el post “¿Quién dijo Crisis? Descubre el poder de la Resiliencia”.

Ahora os propongo algunas pautas “para seguir siendo fuertes”:

 

 

flecha OPTIMISMO como fuente de esperanza y confianza en la Resiliencia:

 

Empieza a construir la casa por los pilares. En este caso el pilar eres tú y los pilares, esas dificultades que se plantean.  En una situación complicada, solemos perder la esperanza y la fe en nosotros mismos. Es momento para trabajar la autoestima personal. Si consigues que esté bien, tu seguridad crecerá y como consecuencia tu autoconfianza. Tendrás una actitud positiva que te permitirá mirar más allá de una forma objetiva y empezar a tomar decisiones de una forma más objetiva

Para ello puedes apoyarte en tus recuerdos positivos, aprende a recibir el cariño de los demás, etc.

 

 

flecha ACEPTACIÓN o reconocimiento de los puntos débiles o fallos en la Resiliencia:

 

Las mujeres emprendedoras soportamos sobre todo mucha carga emocional y ponerse un escudo protector todo el rato puede funcionar de forma positiva en algunas circunstancias pero no siempre. Hay que ser humilde, mirar en nuestro interior y plantear qué es lo que he hecho mal y qué puedo hacer por arreglarlo. Necesitas comprender que nunca vas a poder hacerlo todo bien, por mucho que te esfuerces; y que no eres una superwoman, sino una persona humana.

La aceptación necesita su tiempo, para ello te sugiero

  • Haz una lista de actividades y despréndete de al menos alguna de ellas y acepta las consecuencias.
  • Reconcíliate con aspectos de tu vida que tienes apalancados. Cierra puertas y límpiate de historias del pasado que no te dejan avanzar.
  • Investiga qué espera la gente de ti y decide si quieres pagar el precio de complacerlos y si te merece la pena.
  • Para, reflexiona, sé humilde y admite tus errores y fracasos

 

 

nicho de mercado

RESILIENCIA Y EL PLANTEAMIENTO DE SOLUCIONES INNOVADORAS

 

¿Cómo? Del fracaso se puede sacar planteamientos nuevos, para ello déjate inspirar por los demás, tú no puedes hacerlo todo sola. No estás sola en la vida. Usa el arma de la paciencia, las soluciones, no vienen de la noche a la mañana, y comprueba que no haya métodos más sencillos para lograr el objetivo.

 

 

coherencia visual

RESPONSABILIDAD DE UNO MISMO

 

Las mujeres fuertes y emprendedoras estamos tan acostumbradas a sentirnos responsables de cualquier proyecto que nos olvidamos de ser responsables de nosotras mismas. Si no delegamos es por nuestra culpa, sencillamente. No podemos hacerlo todo y puedes controlar hasta donde llega tu capacidad, ponte un límite pero que sea objetivo.

Por ello, mi consejo es que distingas entre las necesidades realistas, las pretensiones propias y las expectativas ajenas. Decide por ti misma hasta dónde quieres y puedes responder. Perdónate porque lo has intentado si sale mal y duerme con la conciencia tranquila

 

 

SIGUE UN EQUILIBRIO

 

Te ha costado mucho llegar hasta aquí, así es que ahora no puedes tirarlo todo por la borda. Mantén el equilibrio. Compensa el estrés con el descanso, no te exijas más de lo que puedes dar, mejora aquellas cosas que tienes pendientes y agradece a todas aquellas personas que te han apoyado o te han echado una mano en tiempos difíciles

 

 

CREA RELACIONES Y PREPÁRATE PARA TU NUEVO FUTURO

 

Te aconsejo que te liberes de cargas y de energía negativa que te aporten los demás. No hace falta que cortes relaciones pero sí mantén las distancias. No puedes permitirte el ayudar a los demás cuándo tú necesitas esa ayuda y hay personas que ni siquiera se dan cuenta de ello. Acostúmbrate a dirigir tu atención a la personas que te puede fortalecer y crea una lista que te abra nuevas alternativas de conducta en situaciones dudosas

Prepárate para tú futuro: no agotes las fuerzas en tu presente o lo perjudicarás Aprende a delegar y a que los demás se preocupen y se responsabilicen de su futuro. Bastante tienes tú ya, como para encima sobrecargarte. Recuerda, empieza con pequeños proyectitos y poco a poco irás a más pero sin saturarte ni perder las fuerzas.

Y recuerda que  secreto de la resiliencia es el equilibrio entre las fuerzas internas y externas con dos factores de protección: la autopercepción y el autorrespeto por ti misma.

Espero que este post os sirva para trabajar la vuestro potencial en el campo de la resiliencia.

 

Post de Blogger Invitado:

Gema Jaén

www.bellezaypercaleo.com

Gema Jaén (Jaén, 1980) es Licenciada en Derecho y certificada en PNL la Asociación Internacional , actualmente trabaja en RRHH y como hobbies destacan la moda y potenciar el talento de las personas.

Su creatividad y experiencia en estas dos áreas, le llevaron a abrir su propia página web en abril de 2016, dirigiendo contenidos y proponiendo una visión de actualidad.

Gema se caracteriza porque nunca le ha gustado el “camino recto” o que sigue todo el mundo, siempre ha preferido tomar rutas alternativas, las carreteras secundarias, los trayectos en los que uno puede perderse y encontrarse; descubriendo durante el viaje nuevas pasiones.

La pasión por la belleza ya existía en su mundo y el “percaleo” fue un término acuñado para nombrar a todo lo demás. La belleza no se entiende sin el “percaleo”, ni el “percaleo” sin la belleza con todas sus variaciones.  Son dos conceptos que forman parte de todo un universo “jaenistico”

11 Comentarios
  • Rosana
    Publicado a las 12:49h, 13 junio Responder

    ¡Genial Gema! Pautas muy claras y muy buen contenido. Mujeres todoterreno, mujeres de éxito solamente con el hecho de ser cómo son y hacer lo que hacen. Toda mi admiración. Un abrazo, Rosana

  • José J.
    Publicado a las 13:01h, 13 junio Responder

    ¡Muy interesante artículo! Enhorabuena Mireia, por la idea de incorporar colaboraciones en tu web, y en este caso a Gema Jaén por este interesante texto.

  • Alberto
    Publicado a las 16:35h, 13 junio Responder

    Muy interesante!! Genial Gema Jaén.

  • LAURA
    Publicado a las 18:17h, 13 junio Responder

    Enhorabuena Gema por tu post. ¡Siempre hacia adelante! Unos ccontenidos en los que todas deberíamos reafirmarnos. Un abrazo.

  • MashaB
    Publicado a las 00:07h, 14 junio Responder

    Excelente publicación. Cantidad de veces he visto como emprendedores (no solo mujeres), se desesperan en su primer año, no se dan oportunidad y en el primer “fracaso”, dejan de intentarlo.
    Gracias por compartir

  • La Leonera Potinguera
    Publicado a las 12:31h, 14 junio Responder

    La gente se piensa, que ser emprendedor se hace por la gorra, y no. Te lo tienes que currar, y mucho. Te puede salir bien o e puede salir mal, eso depende de las ganas que le ponga cada uno.

  • Úrsula Padima
    Publicado a las 17:45h, 15 junio Responder

    No sabes lo motivador que ha sido este post para mi.
    Hace tiempo que quiero emprender un proyecto y como dices muchas veces no es fácil comenzar algo, lo importante es lanzarnos a probar, Como se suele decir el no ya lo tenemos.
    Acabo de conocer tu web asi que voy a echarle un vistazo a los demás post.
    Un saludo, Úrsula Padima.

  • Bellas y estupendas
    Publicado a las 19:17h, 15 junio Responder

    Hola guapa, que post tan motivador e interesante, Yo creo que para emprender un negocio o un proyecto hay que ponerle muchas ganas, tiempo y dedicación. Al principio es muy difícil y si eres una mujer emprendedora es mucho más difícil y como tu dices las mujeres somos muy perfeccionistas y si no llegamos a nuestros objetivos, sentimos culpa y esto nos crea ansiedad y lo que debemos hacer en realidad es buscar soluciones y seguir luchando. Un saludo.

  • Patricia
    Publicado a las 03:26h, 16 junio Responder

    Hola! Excelente columna. Emprender al principio suele ser difícil. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo las cosas van cambiando y siempre debemos tener una mano amiga para que nos aliente en los momentos difíciles.

  • Rebecaml
    Publicado a las 04:51h, 16 junio Responder

    Es un término que estoy escuchando mucho últimamente, me siento identificada con este tipo de mujer, emprender un negocio por cuenta propia no es fácil y puede resultar mas estresante que cuando se trabaja para otros, muy buenos consejos, voy a ponerlos en práctica!

  • Gabriel Bertani
    Publicado a las 17:25h, 16 junio Responder

    Hola, es un articulo bastante interesante, espero que las mujeres puedan aprovecharlo y les sea útil en su emprendimiento. Saludos

Publicar un comentario