Amarse a uno mismo, la clave de un emprendimiento de éxito
19913
post-template-default,single,single-post,postid-19913,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.3,vc_responsive

Amarse a uno mismo, la clave de un emprendimiento de éxito

Muchas veces pensamos que el entorno nos limita, cuando tomas una decisión o cuando decides emprender. Pero nadie te limita más que tu misma, tu misma eres la que te pones las mayores barreras y la que más te saboteas a ti misma en tu día a día sin darte cuenta con creencias limitantes infundadas en muchas ocasiones. Yo misma he sufrido bloqueos y limitaciones que me he impuesto yo misma sin darme cuenta, sin darme cuenta de todo lo que era realmente capaz. Por eso he invitado hoy a la Coach MªLuz  de Enthumano a escribir en mi blog, para ayudarte a autoimpulsarte, para ir más allá, sacar y ver la mejor versión de ti, y como ello, te ayuda y te impulsa al éxito cuando decides emprender… ¡Empieza el post!

 

 

Amarse como elección no como emoción. En este camino, un coach te puede acompañar

 

 

Imagina. Vas por la calle, se te acerca una reportera de televisión y a bocajarro, sonriendo, te suelta:

  • Buenos días, estamos en directo para “World in love” ¿me podrías decir en esta bonita mañana de viernes quién es el amor de tu vida?

Upppps, que la tele no da tiempo para pensar… y entonces sueltas algo un poco raro que todavía no te has despertado del todo.

  • “Pues… así de pronto… diría … que el amor de mi vida soy yo”.

Para escuchar finalmente de la periodista:

  • “Muchas gracias. Curiosa opinión pues nada… que sigas así de feliz contigo mismo”.

Parece un diálogo banal e improvisado y seguro que más de uno puede pensar que el viandante es narcisista, egoísta o provocador.

Lo cierto es que aunque manifestar algo así pueda parecer impopular te confieso que en este momento yo soy el amor de mi vida. Así lo siento.

He recorrido un largo camino para llegar hasta aquí porque los amores -también el propio- hay que trabajárselos  y mi decisión actual es quererme a mí misma cada día más. Así están las cosas.

 

 

Si quieres descubrir para qué me ha servido quererme más y mejor para un emprendimiento de éxito, sigue leyendo mis 6 logros.

 

 

Quererme me ha permitido…

1 Elegir libremente lo que me hace más feliz entre las múltiples alternativas a mi alcance. Me he dejado fluir dando rienda suelta a mi intuición, abriéndome a nuevas realidades que estaban bastante alejadas de algunas de mis creencias previas estereotipadas.

2 Atender mejor a mis necesidades vitales cultivando hábitos que han repercutido positivamente en que tenga una buena salud física y mental. Por ello, cada vez como más sano, hago ejercicio con regularidad, controlo mis horas de trabajo, veo más comedias, paseo por el campo, viajo, me junto con personas positivas, me río más, leo cosas que nutren mi mente, utilizo parte de mi tiempo en vaguear, aburrirme y descansar…

3 Ser más tolerante, paciente, educada, amable y respetuosa conmigo misma. Me hablo cada día mejor: con palabras positivas y cálidas. Simbólicamente, me sonrío, me guiño un ojo, me doy una palmadita en la espalda o invento un chiste para mí. Eso sí, procuro hacerlo con disimulo, que tampoco pretendo dar la nota. También disculpo más mis fallos con un “no es para tanto” y me reconozco mis logros sin atribuirlos a otros.

4 Exigirme lo que quiero dar, ni más ni menos, buscando oportunidades de éxito en conexión con mi esencia y con lo que necesito en el ámbito afectivo, intelectual, laboral y espiritual porque todos estos aspectos son importantes para mí.

5 Aceptarme como soy, como ser diferente, y mostrarme así. De esta manera me resulta más fácil conectar conmigo misma y con los demás. Sintonizo más con las personas, les quiero mejor y entablo relaciones más duraderas, sinceras y positivas sin pretender responder siempre a sus expectativas sobre mí.

6 Confiar en mí y emprender con foco y persistencia. Eso me permite curiosear, experimentar, probar, cambiar, responsabilizarme y avanzar… para sentirme viva y poder actuar hacia mis metas más libre del temor al error.

 

 

Quererme me ha procurado bienestar. Y es que cuando eliges por ti mismo, cuando atiendes tus necesidades vitales, cuando eres amable contigo y conectas con tu esencia, cuando te aceptas y muestras como eres, cuando confías en ti y estás enfocado… es más difícil que las cosas no salgan bien.

No me preguntes por qué, pero en mi experiencia así es. Puede que algo falle, que algo salga mal, que des un rodeo, que tardes … pero al final hay resultados de alto valor para ti.

Y eso ocurre porque amarte a ti mismo te vuelves como una corriente de agua que lo va salpicando todo alrededor, un agua viva y contagiosa. El agua de tu vida.

 

Para que todo esto ocurra, hay que desearlo mucho, aplicarse y arriesgar, sea en el plano sentimental, laboral, o en cualquier otro dejando atrás muchas barreras salvables, algunas que existen y otras que nos ponemos cada uno.

Por supuesto que me queda recorrido de mejora en el amor a mí misma pero ahí voy… en la buena dirección, en la dirección que marca mi esencia y que tiene que ver con la huella que quiero dejar en el mundo.

 

Porque la obstinación de la que habla el filósofo Byung-Chul Han no nos hace felices.

Byung-Chul Han recuerda que estamos obstinados con aspirar a la perfección laboral, emocional y corporal, sacrificando cualquier “negatividad” que impida llegar a lo más alto un cierto grado de éxito.

En su libro  La sociedad del cansancio alerta sobre la persona reprimida centrada sólo en su  trabajo, auto-explotándose con el único interés de triunfar profesionalmente, autoesclavizada por su deseo de superación individual y autorrealización.

 

 

Muchos hemos vivido obstinados un tiempo por alcanzar esa perfección inalcanzable hasta que descubrimos la fórmula del equilibrio entre la vida profesional y personal. Y la fórmula no es otra que la de quererse mejor.

Tal vez nadie antes te haya preguntado si quieres avanzar en el amor por ti mismo. Te animo a ello porque no te va a defraudar, al principio es cierto que todo se descoloca un poco -o un mucho- y ese desorden resulta incómodo pero pronto todo empieza a encajar como si las piezas estuvieran hechas a medida.

 

 

 

Entonces, ¿cuál es el camino a seguir en 8 pasos para ir queriéndote y conseguir un emprendimiento de éxito?

 

  1. Reconoce que es importante demostrarte amor.
  2. Atiende a tu esencia, a lo que tienes de valor en ti mismo en este momento.
  3. Reenfoca la visión de ti mismo. Tu yo ideal se apoya en quién eres y no en la imagen que proyectas. Busca tu mejor yo y decide cómo mirar, pensar y sentir.
  4. Cuida con quien te juntas. Serán personas dignas de ti, amables, respetuosas, solidarias. Te ayudarán a verte como eres.
  5. Habla a tu yo herido con cariño, paciencia, claridad y refuerzo positivo.
  6. Aprende de ti mismo: de cómo eres, de qué eres capaz de hacer, de tus deseos e intereses, de tus motivaciones, de qué te hace feliz.
  7. Acepta lo que no puedes cambiar de tu personalidad, de tu vida, de tu experiencia o elecciones pasadas. Si no quieres, ello no te va a impedir ser feliz.
  8. Diseña un plan para amarte a ti mismo y síguelo.

 

Abrazar tu valor y singularidad es la motivación que tienes para crecer. Y es que, como ya sabes, en la vida no te hace feliz un estándar exterior de éxito ajeno a ti.  Se trata de ir convirtiéndonos, poco a poco, en quienes somos.  Bucea hasta encontrar lo que te hace único. Al sumergirte descubres que el amor a ti mismo saca lo mejor de ti. En este camino, un coach te puede acompañar a través de un proceso estructurado que no te dejará indiferente y donde tú decides cómo te quieres  querer.

 

Post de Blogger Invitado:

María Luz Cid Bragado

www.enthumano.es

Hola, soy María Luz Cid especializada en coaching ejecutivo y life para el equilibrio de la vida personal y profesional.

Ayudo a que las personas valientes que deseen dejar huella en ambas vidas lo consigan con éxito.

5 Comentarios
  • mayte mendez
    Publicado a las 15:18h, 07 junio Responder

    LA verdad que lo explicas muy bien y demás pero a veces ponerlo en practica es difícil y cuesta un montón. Yo últimamente estoy haciendo mucho esfuerzo y cada dia me voy queriendo y aceptando un poquito mas

  • MashaB
    Publicado a las 22:57h, 07 junio Responder

    Mireia, me encantó tu post. Tienes tanta razón en todo, pero partiendo de que el amor de la vida debe ser uno mismo y en la medida y que así lo creas, te valores, te respetes, respetes tus anhelos, tus sueños, te abraces a nuevas oportunidades y con ello se vayan los miedos…..lo demás vendrá por añadidura.
    Más amor por favor
    Muchas gracias

  • Patricia
    Publicado a las 01:54h, 08 junio Responder

    Excelente articulo. En la medida que nos amemos y aceptemos sera cuando podremos crecer.

  • Bellas y estupendas
    Publicado a las 14:34h, 08 junio Responder

    Hola Mireia, me ha encantado tu post y tus ocho pasos, lo explicas muy bien y tienes toda la razón cuando dices que debemos aceptar lo que no podemos cambiar de nosotros mismos o de nuestra vida porque si no lo hacemos no conseguiremos amarnos ni ser felices y no podremos avanzar, aunque sea difícil, siempre debemos aceptarnos tal y como somos. Me ha gustado mucho la idea de diseñar un plan para amarme y sobretodo intentar seguirlo siempre. Gracias . Besos.

  • Vanesa
    Publicado a las 11:05h, 10 junio Responder

    Hola guapa, amarse a uno mismo no sólo es la clave para un emprendimiento exitoso, aunque obviamente estoy contigo, sino que es la clave para vivir una existencia mucho más feliz y también para dar lo mejor de nosotros mismos a los demás. Creo que es un proceso de vida, algo que se aprende poco a poco, pero es una de las mejores cosas que podemos hacer por y para nosotros mismos. Muaks

Publicar un comentario