Consejos para emprender y la historia de 7 emprendedoras
22541
post-template-default,single,single-post,postid-22541,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.3,vc_responsive
Consejos para emprender y la historia de 7 emprendedoras

Consejos para emprender y la historia de 7 emprendedoras

Emprender…Muchas soñamos con ser nuestras propias jefas y dueñas de nuestro tiempo y otras ven la necesidad de emprender para conseguir una conciliación de la vida personal y profesional.

Dar el paso es una decisión que genera miedos e incertidumbre, a todas nos ha pasado, no eres la única, por eso quiero que conozcas mi caso personal y el de otras emprendedoras, porque quizás pueda ayudarte a dar este paso y sentirte identificada con alguna de nosotras. Espero que ver a otras mujeres como tú, normales, con sus miedos e inseguridades, te ayude a ver que dar el paso es posible y te animes a ello, con un par!! No como yo, que necesité una patada en el culo… jajajaja

Yo, resumidamente…estudié Administración y Dirección de Empresas, porque era una carrera polivante, con salidas…no porque me apasionara. Al hacer las prácticas universitarias entré en una correduría de seguros que me contrató y donde he trabajado casi 10 años de mi vida, era la responsable de siniestros, trataba con gente enfadada día sí día también…muy gratificante (modo irónico).

Quemada…empecé a realizar entrevistas de trabajo, sin encontrar nada que me apasionara y con la idea de emprender ya rondando la cabeza… pero…tenía miedo de dejar mi trabajo estable con horario de 8 a 3 a 15 minutos de mi casa… más vale pájaro en mano que cientos volando dice el dicho, ¿no?

Hice muchas entrevistas, pero una en especial me llamó más la atención…más posibilidades de desarrollo, más dinero… pero no me apasionaba NADA…quería irme de donde estaba, tenía una empresa dispuesta a contratarme, me pasé 5 días dándole vueltas al tema… ¿de verdad iba hacer un cambio sólo por dinero? Porque iba a seguir igual de quemada con un aburrido trabajo… Y cuanto más vueltas le daba, más intensa era la idea de emprender en mi cabeza…rechacé la oferta, y empecé a pensar que podría hacer…también sabiendo que no sabía si iba a tener el valor de dar el paso… y de repente …3 semanas después de rechazar la oferta para cambiarme de trabajo…se alinearon los planetas! Me despidieron!! La empresa pasaba por problemas económicos desde hace meses y… fui felizmente despedida…mi jefe me decía… no te veo afectada…¿cómo iba a estarlo? jajajajajaja Cobré mi finiquito, y pude solicitar compatibilizar paro con autónomos (por si no lo sabes, puedes estar 9 meses sobrando el paro y siendo autónoma)… era mi momento no iba a tener otra oportunidad igual, necesité una patada en el culo para lanzarme a mi aventura. Ahora sólo sé…que si lo hubiera sabido, antes hubiera emprendido, pero… el miedo es poderoso, los únicos límites son aquellos que tu misma te pones.

¿Quieres conocer más casos? Conoce cómo dieron el paso las siguientes 6 emprendedoras!

 

 

foto de silvia vera

Silvia Vera de www.silviaveraglez.com   –> Emprendedora con un par!!

“Soy Silvia Vera, consultora de Marketing Online especializada en Google AdWords.

Me dedico a crear campañas de AdWords y a formar a profesionales del Marketing Online, tanto emprendedores como personas que trabajan en pequeñas agencias, a crear y optimizar las campañas de publicidad de AdWords para sus clientes.

Desde el año 2013 he realizado trabajos de Marketing Online para clientes de diferentes sectores. Descubrí que AdWords es una potente herramienta para atraer clientes hacia la web y conseguir ventas. Mis clientes vieron cómo éste se convirtió en el medio principal para captar potenciales clientes, por encima de otros medio de publicidad offline y online.

Al comienzo cometí errores y mis campañas no tenían los mejores resultados posibles por desconocer algunos de los aspectos importantes de la herramienta. Con la experiencia y la formación continua fui descubriendo trucos y estrategias que me han ayudado a conseguir muy buenos resultados.

Después de 7 años realizando trabajos de Diseño Gráfico, Desarrollo Web y Marketing Online para diversos clientes y formando a alumnos en estas áreas, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, decidí hacer un cambio profesional.

A principios del 2017 decidí especializarme y centrarme en trabajar con Google AdWords y ayudar a otras personas interesadas en manejar esta herramienta. Mi pasión siempre ha sido formar a otras personas en los temas que más me apasionan.

Mi gran objetivo ahora es ayudar a otras personas a mejorar su nivel de conocimiento y experiencia en AdWords para que puedan realizar Campañas para sus clientes con muy buenos resultados desde el principio, sin errores.”

Hace más de 4 años me ofrecieron trabajar a media jornada en un nuevo centro de formación como encargada de la administración. Algunas de mis funciones eran atender a los clientes, organizar los cursos y profesores, cobrar y crear facturas, administrar la web, diseñar flyers y carteles, crear campañas de marketing online, etc. En resumen, una navaja suiza.

Pero además, me daban la oportunidad de trabajar como profesora de Diseño Gráfico, Desarrollo Web con WordPress y Marketing Online de algunos cursos con la idea de que cuando aumentaran los alumnos y los ingresos pasarían a contratarme como profesora.

Por esa razón acepté sin dudarlo dejando mi anterior trabajo. Quería dedicarme a la formación y este trabajo me abría camino para ello.

A su vez, también me dedicaba a realizar trabajos para diversos clientes ya que me había dado de alta como autónoma.

Después de casi 4 años trabajando en el centro me ofrecieron trabajar en la administración durante la jornada completa, lo cual me impedía dar cursos y realizar trabajos para clientes, que eran las dos cosas que más me gustaban.

Mi prioridad en ese momento era conseguir una estabilidad económica aunque tuviera que trabajar en algo que no me apasionaba, por lo que acepté el trabajo.

Al poco tiempo me di cuenta de que no quería dedicarme más años a lo mismo porque no me hacía feliz ese trabajo ya que no era lo que me apasionaba ni para lo que tanto me había formado, así que sabía que algo tendría que hacer para cambiarlo.

Pasados unos pocos meses en esa situación descubrí todo el mundo de los negocios online, ¡justo cuando más lo necesitaba!.

Cuanto más leía sobre ello más me convencía la idea de hacer un cambio en mi vida, correr el riesgo y crearme mi propio negocio.

Tenía muchas dudas y miedos. Dudaba de si lograría disfrutar de mi trabajo, que fuera rentable, si sería capaz de trabajar desde casa sola sin compañeros (me encanta relacionarme con más personas), si me aburriría trabajando centrada en un único tema o herramienta, si tardaría mucho tiempo en montar el negocio, etc.

Finalmente, decidí dar el paso y dejar mi trabajo para poder montarme un negocio online y especializarme en un tema con el que pudiera ofrecer formación y servicios y así trabajar en algo que me hiciera sentirme realizada.

 

 

foto de aida
Aida Moragues de https://emocionesyautoestima.com   –> Emprendedora con un par!!

 Soy Aida Moragues psicóloga y coach, creadora de Life Training, emociones y autoestima, el centro de crecimiento personal e inteligencia emocional on-line. Mi misión es ayudar a las mujeres que lo necesiten a volver a conectar con ellas mismas, transformarse y aprender a quererse por ser quienes son desde un camino de auto conocimiento profundo y aprendiendo a gestionar sus emociones. 

¿Con un par de huevos o una patada en el culo? Fue lo primero,  pero la vida se puso entre medio y me ayudó a ello.  Os cuento.

Hace ya 5 años,  cuando me quedé sin uno de los trabajos que me llenaba,  en aquél entonces tenía dos  y sólo me quedó uno –  con el cual no me sentía satisfecha –  decidí emprender, pero en pequeño ¿A qué me refiero? Continué con el trabajo que me aburría y empecé a hacer pequeñas cosas: charlas, talleres y cursos encaminados a ayudar a la gente a entender mejor su mundo interior y también a hacer sesiones con niños que no encajaban en el sistema educativo por sus dificultades en el aprendizaje.  Y, cómo no, empezaron a salir los primeros miedos en forma de duda “no podré ganarme la vida sólo con esto”, ” ¿Sabré lo suficiente para hacerlo?”, “¿Dejo o no dejo el otro trabajo?”, ” ¿Voy a poder yo sola?” Empecé a plantarles cara y busqué colaboradoras, por una parte para hacer los talleres y charlas y por el otro lado, para tener acceso a un centro psicológico para poder realizar las intervenciones con los niños.  De esta manera ganaba seguridad y me iba adentrando en el mundillo. También seguí formándome para ampliar mis conocimientos y práctica.

A los miedos se les tiene que escuchar, muchas veces vienen porque sentimos que no tenemos suficientes recursos, y aquí es donde nos  podemos preguntar ¿Qué recurso necesito para afrontarme a esto? E ir a por ellos, seguro que el miedo desaparece o disminuye.

¿Por qué digo que la vida me ayudó a ello?

Cuando estaba empezando con todo esto llegó un cambio drástico en mi vida – nos mudábamos a EEUU ” ¡¡¡Madre mía!!!!!!!!! ” -Pensé yo  y  luego dije – , “ahora es el momento, dejo el trabajo que no me gusta y lo que me queda aquí lo dedico a lo que realmente quiero y me apasiona”  – a veces me he preguntado si lo hice porque sabía que tenía un fin y así no daba tanto miedo el pensar si avanzaría o no ,  me gusta cuestionarme a mí misma, ¿A vosotros no?-  Igualmente lo hice, dejé el trabajo y seguí solamente con lo que me gustaba,  pero en las libretas estaba  todavía mi sueño:  crear un centro de Crecimiento Personal e Inteligencia emocional. En EEUU fue creciendo el número de hojas de la libreta, pero nada. Después llegó el segundo giro, con sólo 9 meses viviendo en EEUU tocó mudarse a UK, donde llevo viviendo casi 2 años,  aquí es cuando la libreta tomó forma de centro palpable y hasta hoy. Estoy feliz y muy contenta de mi centro de crecimiento personal e inteligencia emocional online con ganas de realizar eventos offline también.  De miedos ha habido muchos y sigue habiendo, pues raro sería no tenerlos por la responsabilidad que conlleva emprender.

El miedo número 1 ha sido, “No lo haré bien, no sé suficiente” ¿Cómo  lo superé? Todavía hay días que lo siento, luego me hablo desde la calma, desde el aprendizaje y voy como siempre en búsqueda de los recursos necesarios.

 

 

foto de laura

Laura Sanchez de http://yosoylaurasanchez.com/   –> Emprendedora con un par!!

Hola!! Soy Laura Sánchez, diseñadora gráfica y artista plástico especializada en Marca Personal. En mi blog www.yosoylaurasanchez.com ayudo a emprendedoras artistas y creativas a tener una identidad gráfica atractiva, coherente con sus valores y que atraiga a los clientes que realmente las valoren para así poder vivir de sus sueños.

Llevo más de 15 años como diseñadora profesional construyendo marcas. He trabajado en proyectos para grandes marcas (Johnson&Johnson, Ministerio de Educación Cultura y Deporte, Tesorería General de la Seguridad Social, Quest Software…). Pero siempre me ha rondado la idea de ayudarte, de ayudar a artistas y creativas que empiezan su gran aventura emprendedora desde sus hogares, sus estudios, porque pienso que detrás de cada marca, obra o producto hay una persona con una gran historia y con mucho valor que aportar.

En 2017 nace este proyecto donde puedo aportar todos mis conocimientos a la medida de cada persona y de cada marca. Lo que más me gusta es ayudar a nuevas emprendedoras artistas y creativas y a las que ya sois pequeñas empresas. Y, sobre todo, lo que más me gusta es lo manual. Así que, si el proyecto lo permite intento hacerlo handmade para darle un toque muy especial a tu marca.

Justo hoy hace un mes que despedí a mi jefe. ¿Y sabes lo peor de todo? Pues que mi jefe es mi marido. Así que se hace el doble de difícil, cuando no tienes su apoyo. Con un par y de repente un viernes le digo que el lunes no vuelvo. Mi mayor miedo ha sido la bronca que me esperaba por parte de mi marido y que esto no quedara en tema de trabajo sino que repercutiera en lo familiar ya que él quiere que trabaje en su empresa, no comparte mi idea de emprender.

Monté en mi cabeza creo que un drama, o tal vez me armé de tanto valor y la forma tan dura y tajante de comunicarlo que aún no sé lo que vería en mi cara, para no decir ni “mu”. “En serio” Dicho esto, me presento, me llamo Laura, soy madre de dos niñas que son mis tesoros, y además soy diseñadora gráfica especializada en marca personal para emprendedoras artistas y
creativas. Siempre me ha rondado por la cabeza la idea de emprender pero vivía tan bien y como tenia el mejor trabajo del mundo mundial pues lo he ido dejando para “algún día lo haré”. Hace seis años me quedé en paro ya que mi empresa donde llevaba unos 15 años cerró. Y la decisión que tomamos fue de disfrutar mis 4 meses de maternidad, y después, tras el comunicado del despido estar dos años en paro para cuidar a mis dos niñas. Y durante esos dos años ir preparándome para emprender, tranquilamente, sin agobios. O ya se vería que hacer.

Total que sin darme cuenta ni quererlo me fui metiendo en la empresa familiar para ayudarlos por el gran volumen de trabajo que tenían en aquel momento. Empecé a ir a la oficina de vez en cuando, y terminé yendo a diario. Mi vida se estaba convirtiendo en una pesadilla, siempre había dicho que preferiría ir a fregar báteres que ser secretaria. Me contrataron en la empresa familiar y sentí que tenia la obligación de estar allí para el resto de mi vida. Mi creatividad iba muriendo, no tenía tiempo para emprender un negocio desde cero, llevar la casa, y el cuidado de las niñas, que cuanto más mayores más tiempo se va en ellas… Lo hable varias veces con toda la familia y nadie apoyaba mi decisión de emprender, ya que ahora estaba en un trabajo seguro, y cómodo. Mi vida resuelta según ellos. Y que en mi tiempo libre (que evidentemente ya no quedaba) que emprendiera todo lo que quisiera. Hasta que un día toqué fondo. Me invadió la depresión y perdí la ilusión por seguir viviendo. Yo sola lo fui superando, pero recomiendo que si os pasa pidáis ayuda. Y justo hace un mes, un viernes recaí. Y en vez de hundirme de nuevo me armé de valor y fue cuando tomé mi decisión.

EL LUNES NO VUELVO

Lo dije con tantos huevos que nadie me ha dicho nada, mira que ha habido discusiones con este tema… Lo mal que lo he pasado, y broncas. Pero… como sería mi cara, que mi chico más
cayado que un santo, oye!. Hoy cumplo un mes. Y mi web está apunto de nacer. No está terminada pero sobre la marcha lo haré. Ahora mismo tengo un cliente. Y empiezo a promocionarme y dar a conocer mis servicios. No será un camino de rosas pero la alegría y creatividad ha vuelto a mí. Esto me hace ser feliz. Y sobre todo estoy disfrutando del camino. ¿Y sabes que? Empiezo a recibir apoyo familiar.

 

 

foto de loles

Loles Sanbartolome de www.administrativaproactiva.com   –> Emprendedora por una patada en el culo!!

Hola soy Loles, administrativa de profesión, mamá de un grandullón de 11 años y una princesa de 6. Soy Administrativa Virtual, Emprendedora valiente, enamorada del marketing, bloguera y proactiva por naturaleza. Ayudo a profesionales ocupados a llevar su negocio al siguiente nivel. 

Llevo 20 años trabajando como Administrativa en empresas de sectores de la construcción, servicios y comunicación. Siempre he estado de encargada de mi departamento y he servido de soporte al resto de departamentos de la empresa: dirección, comercial, compras.

Emprender. ¿Por qué ahora?, porque como dicen, todo pasa por algo, después de 7 años  como Administrativa contable en una empresa me despidieron. Vino en el mejor momento porque sabía que en esa empresa no iba a avanzar más profesionalmente y mis hijos, sobre todo el mayor,(tiene autismo) me necesitan.

¿Como me sentía? estresada y poco valorada. Con este  nuevo proyecto como Administrativa Virtual, voy a crecer profesionalmente y dar a mis hijos la estabilidad que necesitan. Además el mundo online no es nuevo para mí, ya que tengo un blog ,desde hace 4 años en el que muestro mis  tartas de chuches, recetas y manualidades. Gracias al blog he descubierto mi pasión por el seo, el marketing y las redes sociales.

Ahora me siento dueña de mi destino , con mucha ilusión  y convencida de que voy a conseguir mis objetivos.

 

 

foto de silvia

Silvia Alcocer de www.silvietahome.com  –> Emprendedora por una patada en el culo!!

Mi nombre es Silvia y soy Ingeniera de Montes. He trabajado en diferentes multinacionales implantando proyectos de gestión de seguridad. En mi último trabajo, viajaba mucho y era un trabajo muy dinámico. Además, formaba parte de un programa de futuros líderes de la empresa y todo parecía indicar que me iba a ir bien profesionalmente en esa empresa. Pero me quedé embarazada y aquí es donde empezó a cambiar todo.

Al reincorporarme de la baja, en pocas palabras, me sentaron delante de un ordenador a ser una mezcla entre administrativa y ayudante general de todo aquel que necesitara ayuda. No tenía responsabilidades definidas y los días pasaban y pasaban. Yo creo que pensaban que me iría del aburrimiento pero en vista de que no, llegamos a un acuerdo para irme. Aquí es donde Silvieta Home (tienda online de productos relacionados con la maternidad y la crianza con apego) empezó a tomar forma.

Yo sabía que no quería un trabajo como el que tenía y en todos los que encontraba, la conciliación era inexiste. Quería algo que me apasionara y que me ilusionara y desde que fui mamá, el mundo de la maternidad y la crianza con apego me tenía totalmente absorbida así que, me puse manos a la obra y en septiembre del 2016 nació Silvieta Home. Además hice algunas formaciones como la de asesora de lactancia y educadora de masaje infantil.

Ahora mismo me siento ilusionada a la par que asustada. La tienda está empezando a funcionar pero muy lentamente. En enero 2017 nació mi segunda hija y es cierto que no he podido dedicarle a la tienda todo el tiempo que requiere. Todos mis miedos se dirigen a no saber muy bien en ocasiones si lo estoy haciendo bien o mal pero lo que tengo claro, es que no me gustaría volver a donde estaba.

 

foto de gerlys

Gerlys Velásquez de tedeletras.com   –> Emprendedora con un par!!

Hola, mi nombre es Gerlys. Desde temprana edad me interesé por la escritura. Lo hacía constantemente, y esa práctica me permitió desarrollar la destreza de escribir con corrección.

Por mis destrezas numéricas y buenas calificaciones estudié Ingeniería, sin embargo, la vida me puso al servicio de una Institución en la cual se redactaban instrumentos normativos y aunque solo debía prestar apoyo técnico, terminé redactando normas como cualquier abogado. Para garantizar un trabajo de calidad, me interesé por el estudio de las reglas ortográficas y gramaticales emanadas por la Real Academia Española, y me encontraba atenta a cada actualización, lo que me permitió consolidar mis conocimientos de ortografía.

Aunque anhelaba desarrollar un trabajo que involucrara más números que letras, me sentía cómoda en mi oficina, trabajaba cada día con esmero y era reconocida por mi gran sentido de la responsabilidad, hasta que me convertí en mamá. Creo que a los empleadores no les gustan mucho los bebés y a los bebés no les gustan muchos los trabajos que los alejan de mamá. No era fácil compartir la vida de trabajadora bajo dependencia con mi nuevo rol de madre.

Comenzaron las frustraciones cuando pretendían ‘negociar’ con mi permiso de lactancia, cuando tenía que llamar para reportar mi ausencia a la jornada laboral porque el bebé estaba enfermo, cuando pedir permiso para llevar a mi niño al pediatra resultaba tan agobiante como cuando le tenía que pedir permiso a mi mamá para salir durante mi adolescencia, en fin, no me sentía libre. Sin embargo, aguantaba porque necesitaba un seguro de salud para mí y mi familia, aunque no era feliz. Pocos años más tarde, Dios me bendijo de nuevo con una niña. La idea de dejar el trabajo que me acompañó desde el nacimiento de mi primer hijo, se hizo cada vez mayor. Pero esta vez, cuando estaba a punto de dar el paso, me dieron un ascenso. No era algo que deseaba, pero decidí asumir el reto. No soporté más de un año.

Después de más de una década de servicio, para sorpresa de muchos, decidí renunciar, justo en el momento en el que la idea de la renuncia ya no me causaba angustia. Sentí que era hora de independizarme, dedicarles más tiempo a mis hijos y explotar mis dotes de repostera. Realicé una inversión millonaria en utensilios de cocina, pero no logré mayor éxito con ese plan. Hace meses dejé mi país, junto a mi esposo y mis hijos, comenzando una vida desde cero, mientras seguía cultivando la idea de un emprendimiento que no prosperaba. Seguía intentando con la venta de dulces. Un día, llena de harina hasta las pestañas, me di cuenta de algo: No me sentía feliz. Por alguna razón me encantaba deleitar el paladar de familiares y amigos, pero no sucedía lo mismo cuando intentaba comercializar mis dulces creaciones. Así que comencé a buscar la manera de ofrecer algún servicio a través de internet. Me esforzaba en buscar ese ‘algo’ en que era realmente buena, que me obsesionara y que podía convertirse en un oficio en línea, pero no lo encontraba.

Meses más tarde noté que ese ‘algo’ siempre estuvo conmigo, pero era tan parte de mí, que nunca lo vi como una oportunidad: siempre sentí aversión por los errores ortográficos. En mi trabajo debía manejar a la perfección las normas dictadas por la RAE, redactar de forma impecable y persuasiva. Así que, inconscientemente revisaba todos los textos que leía de manera crítica.

Un día, revisando en internet, encontré un material muy interesante, de un chico muy carismático, pero que tenía algunos desaciertos ortográficos y gramaticales. Realicé un análisis del mismo y lo tuve en mi máquina por semanas, hasta que me atreví a escribirle sobre tal observación. Pensé que se molestaría, pero para mi sorpresa, me agradeció el gesto y me invitó a apoyarlo con la revisión de un libro electrónico que estaba preparando. Ese día vi claramente la oportunidad que tenía de ayudar a otras personas con sus escritos, así que decidí ponerme en acción y me registré en un curso en línea que me guiara en el proceso de emprendimiento.

Definitivamente, fue una experiencia encantadora. Pasé de no tener la menor idea sobre cómo ofrecer un servicio en línea hasta contar con un proyecto claro y preciso que me permitiera vivir de mis habilidades. Aunque aún estoy ‘despegando’, he realizado trabajos de revisión ortográfica, gramatical, de estilo y tipográfica, contando con clientes felices y muy conformes con el resultado.

Asimismo, estoy preparando un curso en línea, pero no daré muchos detalles, hasta que no sea una realidad, Dios mediante, el próximo año, ya que voy a avanzar al ritmo que como mamá me puedo permitir. Dejé de sentirme frustrada por todo el tiempo que había perdido en ese trabajo y comencé a bendecir cada día que pasé en esa oficina perfeccionando los conocimientos que edificaron lo que hoy es mi negocio.

 

¿Vas a esperar al momento perfecto? ¡El momento perfecto es ahora! Puedes echarle un par como muchas de las compañeras que has conocido en éste post… o puedes esperar la patada en el culo…como nos ha pasado a alguna que otra, pero lo que si te digo…es que si lo llego a saber… le hubiera echado un par!!

 

Foto de Shutterstock

Sin comentarios

Publicar un comentario