Por qué tener una página web no es suficiente para vender
22521
post-template-default,single,single-post,postid-22521,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.3,vc_responsive
por que tener una pagina web no es suficiente para vender (1)

Por qué tener una página web no es suficiente para vender

Seguro que conoces casos o has oído hablar de gente que ha tenido una página web para su negocio y no conseguía clientes con ella…y es que estar online no es suficiente, por eso quiero contarte mi historia, por si te resulta inspiradora.

 

audiencia

Tomo la decisión de tener una página web: Mis inicios…

 

Mucha gente cuando se inicia en el mundo online piensa que con tener una página web es suficiente, de hecho yo también lo pensaba.  Como ya sabes, he estudiado la licenciatura de administración y dirección de empresas y un máster de marketing digital. Antes de estudiar el máster hice un par de cursos de WordPress y redes sociales,  creé mi web y ofrecí mis servicios de marketing, así en general…

Ofrecía servicios de community manager, diseño web, diseño gráfico, redacción de contenidos… Pensaba…si sé de todo ello…¿por qué no ofrecerlo? Más posibilidades de conseguir clientes no? Pues nooooo!! Error!!

 

Tener una página web no es suficiente para vender: Mi primer tropiezo

 

La vida de emprendedora tiene muchas cosas buenas, pero también muchos tropiezos y fracasos y yo me di de bruces con el primero… tenía una web, pero no funcionaba… ahí estaba muerta de risa, viendo pasar el tiempo y las visitas sin pena ni gloria… me frustraba ver que…no es que no consiguiera clientes, es que ni siquiera contactaban conmigo para pedirme presupuesto… mi frustración era máxima, mi impaciencia se disparaba…(la poca o nada que tengo porque siempre quiero las cosas para ayer) y empezaba a pensar que mi aventura había terminado sin ni siquiera haber empezado. Sentía que perdía tiempo y dinero, y que religiosamente las facturas y la hipoteca me llegaban a inicio de mes, y me dije…esto no puede ser, algo falla…y como además de impaciente soy cabezona, y lo de tirar la toalla no va conmigo,  me propuse saber por qué mi web estaba fallando…

 

Tenía una web, seria, profesional, muy políticamente correcta…una web de servicios de marketing como otras muchas, todas con el mismo mensaje, el mismo tono, todas sonando igual, sólo cambiaban las fotos y colores…una web con la que yo no me sentía identificada, y que cualquiera que me conoce tampoco me identificaría. Pero oye! Era lo que tenía mi competencia… pensaba yo que eso sería lo que funcionaba…

 

Mi gran descubrimiento: Hacer una web es mucho más que saber usar WordPress…

 

Aunque suene un poco absurdo es así, saber hacer una web bonita no quiere decir que se vaya a ser una web que convierta las visitas en clientes. Una página web que funciona tiene que tener:

 

  • un estudio previo de branding sobre lo que la marca quiere transmitir

 

  • un diseño estratégico, estar cada página escrita y diseñada con un único objetivo

 

  • tiene que estar optimizada para seo para poder posicionar a medio-largo plazo de forma orgánica

 

  • tiene que estar dirigida a tu cliente ideal para poder conectar con tus visitas, conectar con sus emociones

 

  • y sobre todo tiene que irradiar marca personal, tu marca personal y tu personalidad.

 

 

ventajas

Para poder seguir a veces hay que empezar de nuevo

 

Por lo que decidí rehacer mi página web de arriba abajo, empezar de cero… Y TODO SE ACTIVÓ! En cuestión de días, las visitas crecieron, las solicitudes de presupuestos se dispararon y los clientes llegaron…

 

Los clientes me decían que querían trabajar conmigo porque habían conectado con mi página web, porque les había encantado mi página de “sobre mí” y vi… como el hecho de mezclarte tu misma con tu producto o servicio, el hecho de trabajar tu marca personal aderezándola con un toque de tu propia personalidad y sabiendo a quién te diriges, a quien hablas…. tu mensaje llega y conecta con las personas, convirtiendo las visitas en clientes. Y te llena de orgullo y alegría ver que esas personas quieren trabajar contigo, porque tu has conectado con ellas, porque detrás de las marcas están las personas, y las personas son las que van hacer conectar o no con los clientes.

 

Pasé de tener una página web que era una cara tarjeta de visita a una página web que conectaba con mi visitas y que convertía las visitas en clientes, por fin veía resultados, por fin veía que mi web funcionaba y por fin veía que el sueño de ser mi propia jefa y vivir de mi proyecto era posible.

coherencia visual

Y pensé…este problema no lo tengo sólo yo

 

Yo misma he visitado muchas páginas webs en busca de productos o servicios encontrando sitios webs que sonaban exactamente igual, que hacían no saber porque decidirte porque todos tienen el mismo mensaje “correcto y profesional”.

Me di cuenta, que el cambio que yo había experimentado en mi página web, podía también serle útil a otras muchas personas, muchas otras personas que se atrevan a brillar con luz propia y que apuesten en serio por su proyecto o negocio gracias a un diseño web estratégico irresistible.

 

Tú también puedes resolver el problema de tener una web que no funciona y pasar a tener una web que enamora, que conecta con tu audiencia y que convierte las visitas en clientes, una web que te va a permitir cumplir el sueño de vivir de tu proyecto o negocio.

¿Tu también pensabas que estar online era suficiente?

*Foto de shutterstock

Sin comentarios

Publicar un comentario